ASGE LOG IN

User Name


Password



forgot my credentials 
create account  [Close]

PATIENTS

Cómo comprender la manometría esofágica

¿Qué es el examen esofágico, también denominado manometría, y por qué se lleva a cabo?

El examen esofágico o manometría mide las presiones y los patrones de contracciones musculares en el esófago. Las anormalidades en las contracciones y en la fortaleza del músculo o en el esfínter, en el extremo inferior del esófago, pueden generar dolor, acidez y/o dificultad para tragar. La manometría esofágica es el examen que se utiliza para diagnosticar las condiciones que pueden causar dichos síntomas.

¿Qué es el estudio esofágico, también llamado manometría, y por qué se realiza este examen?

El estudio esofágico o manometría mide las presiones y el patrón de contracciones musculares dentro de su esófago. Las anormalidades en las contracciones y la fortaleza del músculo o en el esfínter que está en la parte inferior del esófago, pueden traer como resultado dolor, acidez estomacal y/o dificultad para tragar. La manometría esofágica se usa para diagnosticar las condiciones que pueden causar estos síntomas.

¿Cómo debo prepararme para el estudio esofágico?

Tener el estómago vacío permite un mejor estudio y más seguro; por lo tanto, no coma ni tome nada durante seis horas antes del examen. Puesto que muchos medicamentos pueden afectar la presión esofágica y las contracciones musculares normales que son necesarias para tragar, asegúrese de informarle a su profesional de atención médica sobre cada uno de los medicamentos que usted está tomando. Es probable que el médico le pida que deje de tomar temporalmente uno o más medicamentos antes de que le hagan el examen.

¿Qué puedo esperar durante el examen?

Un profesional de atención médica le aplicará una crema para anestesiarle la parte interna de las ventanas nasales. Luego, un tubo lubricado, delgado y flexible será introducido por su nariz hasta su estómago mientras usted bebe sorbos de agua. Pueden presentarse arcadas leves mientras se le está pasando el tubo a través de la garganta. Cuando el tubo está colocado en la posición adecuada usted estará sentado erguido o acostado de espaldas, mientras el tubo se conecta a la computadora. Una vez que el examen comienza es importante respirar lenta y suavemente, mantenerse lo más quieto posible y evitar tragar a menos que le indiquen lo contrario.

A medida que el tubo se extrae lentamente del esófago una computadora mide y registra las presiones en diferentes partes del esófago. Durante el examen usted puede sentir algo de malestar en su nariz y/o garganta. El examen tomará aproximadamente 30 minutos para completarse y los resultados serán enviados
al consultorio de su médico.

¿Qué puedo esperar después del examen?

Después del examen usted puede tener dolor de garganta leve, congestión nasal o sangrado leve por la nariz; todas las molestias desaparecen generalmente a las pocas horas. A menos que su médico le haya recomendado lo contrario, puede reanudar sus comidas y actividades de manera normal y volver a tomar sus medicamentos.

¿Cuáles son los posibles riesgos que se asocian con la manometría esofágica?

Como con cualquier otro procedimiento médico existen ciertos riesgos. A pesar de que los efectos secundarios graves por causa de este procedimiento son raros, es posible que pueda presentarse arritmia, aspiración (cuando el contenido estomacal fluye nuevamente al esófago y es aspirado por los pulmones) o sufrir una perforación (orificio en el esófago).

Durante el procedimiento se toman precauciones para prevenir dichos riesgos y su médico cree que las ventajas que usted puede obtener al hacerse este examen superan los riesgos del mismo.

¿Qué sucede si el tubo no puede pasarse?

En algunas situaciones, la colocación correcta del tubo requiere que éste se pase a través de la boca o que se introduzca por medio de un endoscopio (procedimiento que utiliza un tubo delgado y flexible con una luz). Su médico decidirá cuál es la mejor opción a seguir.

RECORDATORIO IMPORTANTE: Esta información tiene como único fin proporcionar pautas generales y no ofrece una opinión médica definitiva. Es muy importante que consultecon su médico acerca de su enfermedad específica.